EUROPA, FEATURED, ITALIA
Deja un comentario

Bolonia, la ciudad de las altas torres

Una escapada de 3-4 días es recomendable para conocer una de las ciudades más interesantes de Italia. Está al norte de Italia, es capital de la región de Emilia-Romaña, y por supuesto es …. Bolonia.

Con estos tres apelativos se la conoce, y el por qué es …

La dotta, la rossa, la grassa

La Dotta –por aquello de ser sabia debido a su renombrada y antigua universidad, la más antigua del mundo occidental–, la Rossa –la roja, por el color que predomina en muchos de sus edificios– y la Grassa –la gorda, por su estupenda y variada cocina «contundente» que puedes disfrutar.

Fuente texto: Wikipedia

40 kms en soportales

Si hay algo que la caracteriza son sus innumerables soportales o pórticos, que datan desde la Edad Media. Hay unos 600 pórticos o como ellos le denominan «sportos» que suman un total de 40 kms de longitud; y además son patrimonio de la Humanidad.

Estos porticos era una forma ideal de protegerse del sol y del frío y la lluvia en invierno. Y los propietarios así ampliaban sus casas un poco más respetando el ancho de las calles.

Altas torres

Por otro lado, Bolonia tiene el 2º casco antiguo medieval más grande de Europa (después de la ciudad de Venecia) … y quizás desde esos tiempos empezó la afición de construir altas torres. Se cuentan muchísimas por la ciudad.

Definen sin dudas una particular silueta, por que como no enamorarse a primera vista, por ejemplo, de torres como las de Asinelli y Garisenda.

Visitas imprescindibles en la ciudad

El centro de la ciudad es en la Piazza Maggiore rodeada de diversos edificios como son el Ayuntamiento, la Fuente de Neptuno o la Basílica de San Petronio.

En Italia todo es monumental y sus fuentes son un buen ejemplo de ello. Debido al enorme tamaño de la estatua de Neptuno en la fuente, los boloñeses le denominan con cariño, «il Gigante«.

Monumental fuente de Neptuno

La leyenda narra que antes de un examen importante el estudiante que quiera tener la fortuna de su parte debe girar dos veces en contra de las agujas del reloj alrededor de la fuente.

Fuente texto: Wikipedia

Piazza del Nettuno

A su alrededor reúne los edificios más bellos y notables. Encontramos el Palazzo Comunale (del s.XIV), estilo renacentista, sede del Ayuntamiento.

Está decorado con una estatua de Gregorio XIII, quién fue natural de Bolonia y nos legó ese calendario «gregoriano» por el que nos regimos hoy en día.

Basílica de San Petronio

En la Plaza Maggiore también se halla la Basílica de San Petronio, dedicada a su santo patrón y con su catedral inacabada. Por sus dimensiones (132 m largo x 60 m ancho, y una altura de la cúpula de 45 m) la hacen la 5ª más larga del mundo.

Una de sus curiosidades es su meridiana, entra el sol por un pequeño agujero y proyecta sobre esta línea para averiguar el mediodía solar. Es un proyecto del astrónomo Giovanni Domenico Cassini con 66,8 metros de largo, considerada la línea meridiana más larga del mundo.

La meridiana marca las horas italianas, que se cuentan desde el ocaso solar, son horas desiguales pues el anochecer va adelantándose o retrasándose ligeramente cada día durante el transcurrir del año. La manera de saber cuántas horas faltan para la puesta del sol es restarlas de 24.

Palacio del Podestà (o del alcalde)

Consta con una arcada que esconde un secreto: un efecto acústico que permite escuchar aquello que se susurra en las esquinas (son opuestas) donde están las estatuas de los santos Doménico y Petronio. Simplemente … ve y pruébalo por ti mismo.

Su íconos: torres Garisenda y degli Asinelli

Nos vamos a conocer lo más original de nuestra visita: sus torres más conocidas. Desde muchos rincones de la ciudad las divisas. Dos torres de unas dimensiones colosales para ser parte de una ciudad, una de 97,6 metros (Asinelli) y la otra, de 48 metros (Gariselda). Son conocidas en conjunto como las Torri Pendenti.

Pero lo más sorprendente son sus grados de inclinación respecto a la vertical. Parece que en cualquier momento puedan caer; la Gariselda está inclinada unos 3,2 metros y la Asinelli 1,3 metros. Todo un milagro que aún sigan en pie.

La Asinelli, la más alta, fue destinada en el pasado, sucesivamente, como fortaleza y prisión. Por su parte, la Garisenda en el momento de su construcción medía 60 m, pero en el s. XIV fue recortada a causa de que el terreno estaba cediendo. Esta última es famosa además por haber sido citada por Dante Alighieri en la Divina Comedia y en sus Rimas.

Fuente texto: Wikipedia

Os nombramos algunas de las otras torres (hay unas 20 en pie) de las que hay repartidas por la ciudad: Accurso (del reloj), Agresti, Alberici, dell’Arengo, Lambertini, Scappi, Toschi o Uguzzoni. Algunas se pueden subir y las vistas sin dudas son inmejorables.

Basílica de Santo Stefano

Otro sitio muy recomendable es la Basílica de Santo Stefano, en realidad fueron 7 iglesias que datan del s.IV, y hoy solo quedan 4. Todas conectadas. Son imitación del Santo Sepulcro de Jerusalén.

Si vas un sábado a visitarlo, en la plaza aledaña de Santo Stefano, hay un animado mercadillo de antiguedades.

El Archiginnasio

Uno de los palacios más importantes del la ciudad de Bolonia. Anteriormente sede de la antigua Universidad y hoy alberga la Biblioteca Comunal del Archiginnasio.

El legado dejado de esta historia universitaria es un conjunto enorme de heráldicas pintadas en sus muros, alrededor de unos 7.000 escudos, en honor a sus estudiantes.

También destaca su singular Teatro Anatómico, realizado todo de madera de abeto. Una verdadera joya.

El teatro es presidido por una cátedra, donde se sentaba el profesor, cubierto por un baldaquín sujetado por dos esculturas de hombres desnudos y sin piel, llamados «gli spellati» (los despellejados). Las numerosas esculturas que decoran las paredes representan médicos. Las dos estatuas principales, a la derecha de la entrada, representan a Hipócrates y Galeno, los más importantes de Grecia y Roma.

Fuente texto: Wikipedia

Via Pescherie Vecchie

Antigua calle donde estaban el mercado antiguo de pescado. Actualmente es uno de los principales centros gastronómicos de la ciudad. Puedes encontrar variedad de restaurantes y tiendas, todo tipo de comidas, y tan originarios de alli: las tagliatelle, los tortellini, el ragù bolognese, las lasaña a la boloñesa, los passatelli, la mortadela de Bolonia, o la cotoletta a la boloñesa, entre otros.

También destaca por sus famosos helados. Los boloñeses tienen gran tradición para elaborar de los mejores y más buenos helados artesanos del país … de hecho hasta tienen un museo dedicado al mismo: el Gelato Museo Carpigiani, en las afueras de la ciudad.

Galleria Cavour

Emblema de belleza, elegancia y glamour este bella galería comercial con tiendas de alto lujo es un deleite para la vista (no tanto para los bolsillos). No en balde Italia es un icono en belleza y buen gusto, este sitio es buen ejemplo de ello.


Imposible abacar en una primera visita todo lo que nos ofrece esta ciudad, que sin dudas queda, como una de nuestras ciudades favoritas de Italia 🙂


© TU HOBBIE TU VIAJE
Un cóctel de hobbies y viajes

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.