EUROPA, TURQUIA
Comments 5

18 visitas imprescindibles por Estambul

Estambul es una “ciudad en mayúsculas” y desde ya, una de nuestras ciudades favoritas del mundo. Es inabarcable en un único viaje por lo que faltarían más visitas para poder describir sus encantos.

Nos centramos solo en una ínfima parte, en aquellos sitios que visitamos, y que definitivamente nos transportaron a otros mundos. Siempre queda la esperanza de volver muchas más veces.

1) Puente de Gálata

Una zona estupenda para empezar a conocer la ciudad es la zona de Eminönü donde se encuentra este animado puente. Aquí se vive al máximo ya sea de día, con esa imagen de pescadores en el puente, muchos vendedores ambulantes, puestos callejeros, personajes peculiares o muchas personas caminando por el puente hacia la otra zona o barrio de la ciudad, Karaköy.

Personaje singular que nos encontramos por la zona

Pero si vuelves en la noche, aún parece que hay más gentío. Se añaden el reflejo de las luces de los restaurantes que hay bajo el puente de Gálata, que ofrecen una amplia oferta gastronómica.

postales turquia (3)

Bajo el puente de Gálata

Otra “atracción turística” son las curiosas barcazas que ofrecen unas “caballas” que se hacen a la plancha y se suelen combinar con un surtido de encurtidos.

Barcas donde hacen las “caballas” a la plancha

Las famosas “caballas” de Estambul

2) Estación de Sirkeci

Muy cerca de la zona del puerto volvemos a una estación de trenes muy especial.

Uno de los grandes protagonistas de las historias de misterio de la afamada reina del misterio Agatha Christie, es la Estación de Sirkeci.  Estación final de viaje de la mítica y conocida “ruta ferroviaria”, el “Orient Express”.

3) Palacio Topkapi

Nombrar este palacio es remontarnos a historias de sultanes y harenes. Es un recinto amurallado que fue “centro administrativo” del imperio otomano durante casi 4 siglos. Situado en el corazón del barrio más bonito y auténtico de la ciudad, Sultanahmet.

Dentro del recinto se encuentran varios patios (4) y edificios con diferentes funciones; por ejemplo la zona más privada que son los harenes, la sala de armas, el tesoro, la zona de las cocinas, los establos reales, la biblioteca, etc.

Preciosa y decorada fuente

4) Cisterna basílica

Un sitio dentro del barrio que fue una cisterna de agua de una parte de la ciudad (se construyeron un total de 60 en toda la ciudad) . La Cisterna Basílica o Yerebatan Sarayı (significa “Palacio sumergido”) fue construida bajo el imperio bizantino y es definitivamente una de las “grandes joyas monumentales de la ciudad”.

Formada por 336 columnas de mármol (de 9m altura) que le dan ese aspecto  recorres el lugar estupefacto por la armonía y belleza que encierra,  y alucinas aún más con varias columnas cuya fantasía y originalidad, le dan ese toque definitivo.

Columna de lágrimas
Una columna con adornos esculpidos que asemejan a lágrimas humanas y cuya superficie está siempre húmeda y con ese tono color verdusco por el efecto de la humedad. Según cuentan fue obra de los esclavos, quienes tallaban esas lágrimas cada vez que moría algunos de sus compañeros a causa de los trabajos forzados.

Lágrimas cinceladas en piedra

Las Medusas
Justo al final del recorrido encontramos a sus dos auténticas protagonistas, 2 columnas cuya base son “caras de medusas”. Según la leyenda, ambos bloques están orientados “hacia los lados y boca abajo” para contrarrestar los poderes su mirada (según la mitología griega las medusas eran monstruos femeninas que deja petrificado a quien osa mirarla).

Medusa boca abajo

Medusa recostada

5) Santa Sofía

Construido bajo el imperio del emperador bizantino Justiniano I, Aya Sofía fue construida para competir con las estupendas construcciones bizantinas de Roma.

Consta en su interior con enormes columnas, amplias galerías rodeadas de bellos mosaicos, una inmensa cúpula, inmensos paneles circulares con caligrafías islámicas; y todos en su conjunto que le confieren gran majestuosidad.

Interior de Santa Sofía

Aunque fue saqueada por las Cruzadas y convertida en mezquita durante un período de tiempo (de ahí el origen de sus “minaretes”).  Santa Sofía hoy día está considerada como un museo, manteniendo intacto ese ambiente de recinto sagrado y solemne.

6) Hipódromo de Constantinopla

Aunque ya no queda nada de ese “antiguo hipódromo” (espacio para carreras de caballos) solo queda su nombre. Es hoy día una de las plazas más concurridas de la ciudad, y se llama Sultanahmet Meydanı o Plaza Sultán Ahmet.

Destacamos 3 construcciones de ésta conocida plaza:

Obelisco de Teodosio
El emperador Teodosio el Grande trajo este obelisco directamente desde Egipto, del Templo de Karnak en Luxor y edificado durante el reinado de Tutmosis III. Esta colocado sobre un pedestal de mármol, obra realizada por el emperador.

Columna de las Serpientes
Espectacular columna que celebra la victoria de los griegos sobre los persas (Guerras Médicas) y son 3 serpientes enlazadas. Fue trasladada desde su lugar original, el templo de Apolo (Delfos, Grecia).

Silueta de serpientes que conforman esta columna

Fuente alemana
Una construcción octogonal y abovedada de estilo neo-bizantino y construida en 1900 por los alemanes para recordar el paso por Estambul del emperador alemán Guillermo II en 1898.

Muy bonita fuente y original

7) La Mezquita azul

Como una muestra de su presunción el sultán pidió que la Mezquita Azul tuviera  6 minaretes,  uno más que La Meca en esa época, por ello tuvo que construir un 7º minarete en La Meca para que su Mezquita Azul no lo superara.

Foto de la planta de la estructura de la Mezquita Azul

Esta mezquita consta de varios elementos peculiares. Una sucesión de cúpulas, que van aumentando de tamaño hasta llegar a su imponente cúpula del centro (23 m diámetro, 43m altura).

Los interiores están revestidos por miles de azulejos de color azul (de ahí su nombre) y sus elementos decorativos con flores, frutas, y otros elementos vegetales. Grandes vidrieras y enormes lámparas completan la decoración.

8) Gran Bazar

Es como una ciudad en miniatura repleta de puestos de tiendas. De hecho es uno de los bazares más grandes del mundo.

Interior de este laberíntico bazar

Aquí encuentras casi de todo lo que necesitas. Para hacerlo más llevadero, lo mejor es utilizar el “mapa del bazar” y orientarte por lo que quieras comprar en concreto. Están ordenados los puestos según sean, joyas, artículos de cuero, lámparas, alfombras, especias, etc. La variedad es inmensa.

9) Bazar de las especies

Versión más pequeña del Gran Bazar pero para nuestro gusto más asequible para recorrer.

El mercado se recorre bastante bien, y tiene una forma de L. Además de lo típico que has visto en todas partes por la ciudad, aquí puedes encontrar productos artesanos como miel (incluso sus panales), embutidos, quesos, cafés y tés, además de las delicias turcas que las encuentras por todas partes.

10) Mezquita Suleiman

La de Suleiman (o de Süleymaniye) es una de las más bonitas mezquitas de la ciudad, de las más grandes y ofrece una de las mejores vistas de Estambul y sus alrededores.

Diseñada como si fuera un “kulliye”, o sea, un complejo con edificios anexos con varias funciones. Se incluyen entre otros un hospital, una escuela primaria, un hamman (éste es mixto y fue el que visitamos), o una cocina la cual servía a los pobres. Algunos se mantienen aún hoy en día, otros no.

Religiosos y turistas entremezclados

En el jardín un cementerio y 2 mausoleos:  están enterrados el propio Suleiman I el magnífico, su esposa e hija; así como otros sultanes y sus familiares. En los muros de la mezquita, por la parte exterior y mirando hacia el norte, se encuentra la tumba de Sinan, el arquitecto que hizo realidad este sitio.

Tumbas de grandes personajes.

Interior de uno de los mausoleos

11) Iglesia de San Salvador de Cora

Es uno de los más bellos ejemplos de arte bizantino en todo el mundo.  El edificio consta de tres partes principales: Nártex (entrada o vestíbulo), Naos (la parte central de la iglesia) y una capilla anexa con fines funerarios (Paraclesion). La mayoría de los frescos o sus mosaicos se refieren a momentos bíblicos o de la vida de Jesús y de María.

12) Acueducto de Valente

El acueducto romano de Valente (Bozdoğan Kemeri) fue finalizado bajo el reinado del propio emperador que le dio su nombre. Tenía 1 km de longitud y discurre entre los barrios de Unkapani  y Beyazit (donde está el Gran Bazar).

El acueducto de Valente . Fuente imagen: https://arquitecl.blogspot.com

13) Murallas de Constantino

Fue la gran obra de protección para la ciudad de Constatinopla, también conocida como la muralla de Teodosio. Llegó a tener 6,5 kilómetros de extensión, 11 puertas fortificadas, 92 torres y defendió la ciudad durante más de 2.000 años.

Su promotor fue el emperador Constantino, y la muralla supo como defender la ciudad del constante asedio de sus enemigos (tanto por tierra como por mar) hasta que con la llegada de los turcos otomanos en 1453 y el hecho los enemigos pudieran colarse por una de las puertas de la muralla, no solo hizo caer este magnífico imperio sino que las murallas dejaron de ser ya inexpugnables.

14) Crucero Bósforo

En Eminönü encuentras todos los barcos que te llevaran por el Bósforo, o a diferentes zonas de la ciudad, ya sea de la parte europea o de la asiática.

Parte Europea

Nosotros elegimos la opción de navegar durante 2 horas por el Bósforo. Los barcos están justo al otro lado de donde se venden “las caballas” y salen cada cierta frecuencia. La empresa que lo gestiona se llama “Turyol”.

Parte Asiática

15) Uskudar y la Torre de la Doncella

Aunque no nos dio tiempo a visitar la parte asiática de Estambul pasamos cerca de este sitio: la Torre de la Doncella o  de Leandro.

Se construyó en sus inicios para hacer de aduana y controlar el paso de los barcos que provinieran de Mar Negro.  Desde la torre se extendía una cadena de hierro hacia otra torre construida en la costa europea.  Este sitio a su vez, estaba conectado a la costa asiática mediante una muralla defensiva, cuyos restos subterráneos existen todavía.

Actualmente es un sitio turístico con espacios para comer y contemplar las puestas de sol sobre la ciudad.

Torre de la Doncella

16) Torre Galata

Uno de los mejores miradores para comprobar la magnificencia de Estambul es desde esta torre tan singular, la encuentras en la parte europea (barrio de Karikoy) y fue construida por los genoveses, hablamos de la Torre de Gálata.

Vistas desde el mirador

De todas las visitas turísticas que hicimos quizas esta fue la peor, es un poco agobiante el poco espacio que hay arriba y las colas demoran un poco.

17) Museo Mevlevi de Gálata

Nos recomendaron este sitio y no nos defraudo. Esta casa en el barrio de Gálata es una de las antiguas sedes de la logia de los Mevlevis.

Eran muy buenos en caligrafía

El museo te abre las puertas al mundo de los “derviches” y su peculiar manera de acercarse a su Dios con sus danzas, como eran sus hábitos o costumbres, como vestían, sus estudios o habilidades con la caligrafía. En uno de los espacios se hacen sus ceremonias, el “sema”.

Colección de turbantes, de diferentes tamaños y formas, según fuera su jerarquía dentro de la logia

18) Taskim y su tren nostálgico

La Plaza Taksim es una plaza situada en el barrio de Beyoğlu, parte europea de Estambul. Es como el centro neurálgico de la ciudad más moderna. Cerca está repleta de restaurantes, tiendas y hoteles.

Conocido monumento de la plaza Taskim

Y hasta ahí llega una antigua línea de tren, que es todo un recorrido emocional al pasado, el Tren de la Nostalgia (un nombre muy acertado).

Desde aquí se coge en tren de la nostalgia

El tren más bonito y nostálgico de la ciudad

Con estas recomendaciones esperemos que cuando visites esta magnífica ciudad disfrutes como lo hicimos nosotros. Quedan todavía muchos “Estambul” por recorrer.

© TU HOBBIE TU VIAJE
Un cóctel de hobbies y viajes

5 Comments

  1. Pingback: Compañeros de Ruta: viajes navideños y lugares para despedir el año – ¡Turismo guay!

  2. Un recorrido que casi abarca lo más importante. Mi mezquita favorita es la Rüstem Paşa, pequeña, pero preciosa. y de museos, el arqueológico. Me ha encantado que añadieras San Salvador en Chora. Yo creo que tiene mejores mosaicos que Santa Sofía, incluso. Lo que no conozco es ese museo de Mevlana. ¿fuiste a algún espectáculo de derviches?

    • Pues esa mezquita no la visite.
      El museo arqueológico lo considero uno de los imprescindibles, solo que nos planificamos para verlo a la vuelta y no nos dio tiempo.
      Hay espectáculo los domingos. Ese día no me pillaba ya en Estambul y ya dudaba si verles o no. había leído comentarios que duraban como 2 hrs. y se hacía un poco tostón.
      Tengo una lista alternativa con las cosas que me faltaron por ver. Para el próximo.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.