ALEMANIA, DESTINOS PRIMAVERA, EUROPA
Comments 4

Museo del Reloj en Furtwangen, Selva Negra, Alemania

La Selva Negra es uno de los destinos favoritos de cualquier viajero que elija ir al país germano. Su nombre ya es curioso, de esos que “vienen para quedarse”;  no es ni una selva, ni tiene color negro. Se nombró así por la enorme espesura de su bosque que incluso parece poco accesible y da la impresión con su “tonalidad de verde muy oscuro” que parece negro.

Este autentico “pulmón” del país consta de muchos sitios por visitar. Podemos encontrar desde espacios o bellezas naturales (p.e cascadas Triberg), rutas de senderismo, práctica de deportes de invierno, una gastronomía buenísima (léase “la tarta de la selva negra” que es una exquisitez), museo etnológico para conocerles mejor (Museo al aire libre de la Selva Negra).

También conocemos una preciosa ciudad-balneario con su casino y “mucho glamour” (Baden-Baden), pueblos encantadores, tiendas y/o talleres relojeros donde fabrican su producto estrella -los relojes de cuco- o su propia capital (Fribourg) que cuenta con innumerables opciones de ocio.

Desde la “espesura” que nos brinda este sitio nos centraremos en un sitio bastante particular, situado en el pueblo de Furtwangen. Allí nos recibe con su museo dedicado íntegramente al mundo del reloj.

Museo Alemán del Reloj -o Deutsches Uhrenmuseum

Visitamos un museo íntegramente dedicado al reloj.  Objeto valioso y útil que forma parte de nuestra vida diaria y que nos vale entre otras cosas para “medir el tiempo”.

museo relojes furwangten, selva negra (9)

Bienvenido al mundo de los relojes… tic tac,  tic tac, tic tac … comienza el tiempo a leer este post ya … en un 1,2,3…

Este museo le añade más pluses. Nos encantan los museos originales en su planteamiento y diseño, de esos que a veces te encuentras por sorpresa y te quedas como enganchada, como nos pasó con éste -el Deutsches Uhrenmuseum– un museo muy completo.

No solo por la variedad y tipos de relojes que cuenta en su colección sino por la interpretación de los mismos objetos (relojes) con otras funcionalidades “combinadas” perfectamente con la tradicional medida del tiempo.

Aquí nos adentraremos en el bonito mundo de los relojes de cuco, cuyos mejores piezas se encuentran en la Selva Negra; son sin dudas,  los mejores fabricantes del mundo.

museo relojes furwangten, selva negra (1)

Un merecido espacio a algo que saben fabricar, los relojes de cuco

Los relojes de cuco son relojes que llevan un péndulo y un gong. Cada cierto tiempo (según este programado) sale un pájaro (que es mecanismo autómata) para dar la hora. El sonido que asemeja es de un pájaro llamado “cuclillo” … por eso derivó su nombre en la palabra “cuco”.
Son fabricados con maderas de muy buena calidad, su mecanismo es preciso y su diseño y puesta a punto conlleva un trabajo minucioso, delicado, fino, de auténticos artistas. Dentro de la zona puedes encontrar muchísima variedad de estos relojes en formas, diseños, tamaños. No solo son relojes sino elementos decorativos y de diseño para cualquier casa.

El Deutsches Uhrenmuseum cuenta con una exposición de más de 8.000 piezas de relojes. La variedad es tal que ni podemos abordarlos todos, ni clasificarlos, ni hacernos una idea de todo lo que posee. Tan solo nos recorremos el sitio y nos dejamos llevar por alguna muestra de algunos de los más curiosos del museo.

museo relojes furwangten, selva negra

Vista genera de una de las salas del museo

El recorrido ofrece relojes que pueden tener varias funciones a la vez. Desde relojes astronómicos o incluso atómicos, aquellos que están integrados en muebles como p.e. órganos de música para tocar melodías (manualmente o programadas, con un sistema de tarjetas perforadas), aquellos utilizados para fichar en tu puesto de trabajo, los que nos ofrecen información sobre las horas de luz en el mundo o husos horarios, bellos colgantes decorativos y … un largo etcétera.

museo relojes furwangten, selva negra (16)

Órgano del carrusel con el sistema de tarjetas perforadas, 1925, fabricado por Wilhelm hijos hermano de Waldkirch

museo relojes furwangten, selva negra (20)

Astronomische Kunstuhr, Hans Lang, Essen, 1982-1986

museo relojes furwangten, selva negra (12)

museo relojes furwangten, selva negra (13)

Fichando “nuestra entrada” al museo

Reloj que nos muestra las horas de luz y sombra en el planeta

Durante la época del káiser Otto von Bismarck (período del Reich Alemán) los alemanes tuvieron un deseo de expansión de colonialismo por todo el mundo y muestra de ello fueron estos llamados “relojes imperiales” que lo reflejaban con su lema: Alemania quiere un lugar en el sol (“Kein Sonnen-Untergang in unserm Reich”)

Alemania quiere tener un lugar en el sol… o vamos a conquistar el mundo

Encontramos muchas piezas que son elementos decorativos, que incluyen una representación de la luna y el sol, otros con un complejo o fino mecanismo que se puede ver a través de un cristal, relojes de los más diversos estilos, auténticas rarezas, formas caprichosas o simplemente concebido para otra función, el de ser un objeto “no convencional”.

museo relojes furwangten, selva negra (2)

Integrados en grandes armarios o muebles

Hay un tipo de relojes que les llamaban “Farmer Almanac” donde hay una clara relación en la observación directa del cielo y las rutinas de vida diarias de sus gentes, como por ejemplo el paso de la Luna por el zodíaco, la hora según la ubicación del sol.

Uno de los más bonitos, integrados el sol y la luna

Diseños muy elaborados

Con éste no sabemos por donde mirar la hora … una auténtica rareza

museo relojes furwangten, selva negra (11)

Con forma de “guitarra”

museo relojes furwangten, selva negra (14)

¿Un faro? ¿Un reloj?

Relojes viajeros, con múltiples campanas, de arena … de todas formas, colores, texturas y con el mismo común denominador: dar la hora.

museo relojes furwangten, selva negra (17)

Reloj viajero

Seguro que con éste nos despertamos

Nos encontramos asimismo con una evolución natural de los relojes a través de los tiempos, ejemplos de ello son los relojes de cuarzo, los electrónicos, autenticas revoluciones en su tiempo que completan la gran muestra del museo. Y por si os habéis creído que estuvimos allí, os presentamos la prueba que estuvimos frente a un reloj tipo “espejo de pared”.

museo relojes furwangten, selva negra (10)

Nosotros en el museo… dando la hora

© TU HOBBIE TU VIAJE
Un Cóctel de Viajes y Hobbies

4 Comments

  1. Me parece un curioso lugar lleno de historia y por lo que se observa, muy didáctico y ameno. Todo un placer para el amante del control del tiempo. Me encanta el artículo y las imágenes tomadas. Un saludo.

    • Muchas gracias a ti. Estar en medio de un sitio como la selva negra que es pura naturaleza y donde reinan los “relojes de cuco” … y encontrarse de casualidad con este interesante museo siempre es una alegría para cualquier viaje. Han recopilado muchas cosas interesantes. Un saludo.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s