ROUND THE WORLD
Dejar un comentario

Consejos para sobrevivir a la Navidad

Las Navidades son tiempos de desmedida alegría, de ser majos y solidarios, necesariamente festivos pero también de ponernos “morados con tanta comida”. Es una época bombardeo continuo de cenas, comidas, visitas, reuniones familiares parece que en “poco espacio de tiempo” tenemos que hacer lo que no hemos hecho en todo el año.

Se concentran en estos días casi todas las actividades festivas y gastronómicas del año; que si toca hoy cena del trabajo (con la nueva modalidad – ahora te lo pagas tu -), reunión con tu “panda” de amigos, compromisos varios …en definitiva comes, re-comes, requete-comes … Resultado, unos 5-6 kg de más que te fastidian de nuevo el nuevo año.

Hay necesidad compulsiva y frenética de comprar, ya sea para las cenas familiares de Navidad que tienen que ser especiales (los mariscos que no falten), necesidad de hacer regalos familiares, de realizar compras extras de todo tipo. En estos días el nivel de consumismo está en su máximo anual.

mariscos_pescados

Los mariscos, los reyes en las compras

Las tiendas hacen su “particular agosto” (más en estos tiempos de crisis), la famosa lotería de Doña Manolita tiene unas largas filas de horas y horas, los precios de todo suben y suben … apenas se puede caminar por el centro de la ciudad porque todo el mundo se pone de acuerdo “en ir a los mismos sitios y en el mismo momento”. ¡Que tiempos de caos!

Por todo esto, creemos necesario des-dramatizar y quitar importancia a esta época del año y proponeros algunas acciones para que la Navidad no nos “engulla” directamente a nosotros.

Invéntate un viaje o no cojas vacaciones

Un viaje es la excusa perfecta para salir de escapada de este entorno navideño. Nadie podrá reclamarte que no has hecho tu plato de la cena, que no has regalado nada, que has bebido en exceso… que no estás a tono.

O por otro lado, evitas tentaciones, gastos, preocupaciones, problemas de estas fechas y mejor que no cojas vacaciones esos días; todo está más caro, repleto de gente… No pasa nada porque quieras usar tu paga extra -si trabajas, que ya es un lujo- en gastar lo que te venga en gana.

Por otro lado tienes la excusa perfecta de que no has tenido tiempo ni para regalos. Aunque si dices la verdad, directamente, lo dices: son tus reglas, no haces regalos a nadie en estas fechas.

Hay mucha gente que solo se mueve por compromisos, el que dirán, necesidades que se han creado y que de verdad, simplemente no existen. Mira a tu alrededor, que hay muchísima gente que vive con mucho menos y no pasa nada.

Busca alternativas culinarias

Hazte una cena distinta y más balanceada, busca platos lights, distintos, que se digieren bien, que no llenen mucho. Aprende de una vez “a decir NO a los turrones”, aunque algunos pongan que son lights en sus etiquetas siguen siendo muy calóricos … los frutos secos eso es lo que tienen.

No bebas tanto, no se va a acabar el mundo en estos días. El consumo de vinos, copas, licores, digestivos y mezcla de alcoholes de todo tipo durante esos días de fiestas es desmedido. Y eso, que el consumo se ha reducido bastante en aquellos conductores responsables. Pero aún así, nos bebemos el río Manzanares ese día (río que pasa por Madrid, ni es largo, ni caudaloso pero es lo que tenemos).

Compra un extra de digestivos, nadie sale indemne de estos días, por poco que comas. Y empezar una dieta es esa época es una pérdida de tiempo, impensable!

Olvídate de las tradiciones

No se porque tenemos que poner un arbolito de navidad, adornar un belén o seguir una serie de tradiciones que se nos marcan este año. Si no te apetece de verdad, no lo hagas. Si no quieres oír la cantinela de los villancicos a todas horas, no los oigas.

Sinceramente, personalmente les tengo manía, ya sean de tipo religiosos, flamencos, rockeros, … o de la versión que sea, no los aguanto…. me recuerdan “precisamente lo que no quiero vivir en estas fechas”.

Da la sensación que somos unos bichos raros aquellos que no queremos celebrar la Navidad de esta manera, aquellos que no nos queremos sentir como unos “borreguitos” haciendo las mismas cosas que los demás: parece que no podemos estar tristes, que es impensable “regalar sólo nuestra preciosa compañía”, que queremos viajar por otros lares.

Amigo, si consigues sobrevivir a éstas Navidades con estos consejos da gracias. El desgaste físico y mental que supone esta época después necesita tener un período de desintoxicación de todo lo que has consumido, así que consigues no sufrir tanto sus consecuencias o minimizar sus efectos devastadores en tu cuerpo, mejor sera tu post-navidad.

Puedes intentar poner en practica estos sencillos pasos para que no termines diciendo como los famosos “Gremlins” su mítica frase: “I hate Christmas” … Si aún así la Navidad te ha golpeado por todos lados, te tendrás que resignarte y “leer este post el año que viene”.

gremlins-original

Fotograma de la película … Gremlins

© TU HOBBIE TU VIAJE
Un cóctel de hobbies y viajes

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s