ROUND THE WORLD
Dejar un comentario

Como reducir los efectos del jet lag

Viajar por avión te expone a una serie de factores que pueden afectar tu salud. Una de las más conocidas y molestas son los efectos que produce el “Jet-Lag”, palabra inglesa que significa que padeces una especie de “desfase horario” y no es más que una alteración de tu “reloj interno” que se vuelve irregular cuando cruzas varios husos horarios en poco espacio de tiempo.

El “Jet-Lag” puede causarte malestar general,  trastornos en la función intestinal, somnolencia, dificultades para dormir por la noche, fatiga, ansiedad e incluso reducción de tus facultades físicas y mentales. Sus efectos a menudo se suman al del habitual “cansancio” ocasionado por el propio viaje.

Por eso debemos estar preparados para los inconvenientes que te produce un viaje (sobre todo de larga duración) y  por eso te damos una serie de recomendaciones para reducir al mínimo sus efectos.

Antes del viaje

  • Adaptarte al “cambio horario” antes de viajar, si puedes un par de días antes, mejor.
  • Si viajas hacia el “Este” adelanta una hora para irte a la cama como para despertarte; si viajas hacia el “Oeste” justo lo contrario, retrasarlo.
  • Descansa todo lo posible antes del viaje, para que la falta de sueño posterior sea más leve.
  • No consumas ni cafeína u otros productos estimulantes al menos en unas 4-8 horas antes del viaje ya que puede alterar “tu ciclo de sueño”.

Durante el viaje

  • Toma comidas ligeras para favorecer buenas digestiones y menos pesadez.
    Los carbohidratos facilitan el sueño y las proteínas son estimulantes así tendrás que ingerir el tipo de alimento u otro según sea conveniente.
  • Limita el abuso del consumo de alcohol durante el viaje. Su consumo produce más orina y por tanto, más veces que tienes que interrumpir tus horas de sueño.
  • Bebe agua, mientras estamos en el avión es bueno hidratarnos el máximo posible.

Después del viaje

  • Habituarte  a dormir en las “horas normales” en tu destino final de viaje, aunque sigas con el ritmo de tu destino anterior y evitar dormir durante el día.
  • Mientras más rápido te adaptes a las condiciones de luz y oscuridad en tu destino de viaje, mejor será la adaptación.

Si sigues estos simples consejos conseguirás reducir de forma efectiva los trastornos del “jet-lag” y hacer más llevadera tu estancia. Donde quiera que estés.

© TU HOBBIE TU VIAJE
Un Cóctel de Viajes y Hobbies

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s